Dame tu voto. Gracias

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 24 de julio de 2013

LA CONTAMINACIÓN VISUAL EN EL PATRIMONIO DE CÓRDOBA

 
           Según se establece en el artículo 19.1 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía : "Se entiende por contaminación visual o perceptiva, a los efectos de esta Ley aquella intervención, uso o acción en el bien o su entorno de protección que degrade los valores de un bien inmueble integrante del Patriminio Histórico y toda interferencia que impida o distorsione sucontemplación"; y en su apartado número 2, se recoge expresamente que: "Los municipos en los que se encunetren bienes inscritos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía deberán recoger en el planteamiento urbanístico o en las ordenanzas municipales la edificación y urbanización medidas que eviten su contaminación visual o perceptiva. Tales medidas comprenderán, al menos, el control de los siguientes elementos:
a) Las construcciones o instalaciones de carácter permanente o temporal que po su altura, volumetria o distancia puedan perturbar su percepción.
b) Las instalaciones necesarias para los suministros, generación y consumo energéticos.
c) Las instalaciones necesarias para telecomunicaciones.
d) La colocación de rótulos, señales y publicidad exterior.
e) La colocación de mobiliario urbano.
f) La ubicación de elementos destinados a la recogida de residuos urbanos".

         En resumen, los elementos que implican una contaminación visual son el abuso de ciertos elementos no arquitectónicos que alteran la estética, la imagen del paisaje tanto rural como urbano, y que generan, a menudo, una sobre estimulación visual agresiva, invasiva y simultánea. Dichos elementos pueden ser carteles, cables, antenas, postes, grafittis...

       Dicho esto, ahora se podrá entender de una forma clara lo que desde esta plataforma pretendemos denunciar, y es que, en Córdoba, se han venido produciendo una serie de irregularidades respecto a esta temática, irregularidades que no se han solventado, y ni siquiera hay proyección de hacerlo. Basta con dar una vuelta a pie contemplando las maravillas de esta ciudad para darse cuenta de la mínima protección y cuidado que desde el Ayuntamiento se tiene al Patrimonio cordobés. Mi pregunta es ¿Acaso no le interesa al Ayuntamiento cuidar, proteger y velar por nuestro patromonio? 

         Sobre todo, sabiendo que nuestra ciudad vive del turismo, da pena caminar por el Casco Histórico y ver como el obispado de Córdoba no duda un sólo instante en colgar de la fachada de nuestro monumento "estrella", la Mezquita-Catedral, cartelería donde se anuncian festividades religiosas, de igual modo, también se dejan ver algunos que otros graffitis, y respecto a la Mezquita-Catedral y la contaminación visual, han sido muchas las quejas sobre la incorporación al entorno de la misma de un restaurante de comida rápida muy conocido, ya que si nos remitimos a la Ley, no debería de estar.

      Pero, si el propio Ayuntamiento no cuida de la Mezquita, qué esperar del resto de Monumentos declarados como B.I.C., recordemos que Córdoba cuanta con 57 monumentos declarados como tales, a parte de otros 30 que se encuentran en caracter de inscritos e incoados, haciendo un total de 87 monumentos inmuebles, donde la mayoría de ellos se encuentran en caracter de contaminación visual.  Y si extendemos esta cuantía a Iglesias, jardines históricos, paisajes, estatuas... el número puede incluso triplicarse.  

        Otros ejemplos los encontramos en la fachada del Convento de Santa Clara, donde la cartelería asoma de forma descarada, irrumpiendo en el complejo histórico-artístico de la misma. Sin contar con el desmejorado aspecto que esta presenta y la nula capacidad del Ayuntamiento por establecer un plan para su remodelación.



       
Pintadas en estatuas y en los aledaños del Alcázar de los Reyes Cristianos. Desde mi punto de vista esto demuestra la degradación existente en una sociedad como la cordobesa, la cual, no duda en hacer pinturas en el patrimonio cultural, sin pensar en el daño que se le hace, tanto al monumento en cuestión como a la ciudad en general, pues el daño visual que se le hace, interviene de forma directa a la percepción que los visitantes tienen de nuestra ciudad. Es más, si nosotros mismos no cuidamos de nuestra ciudad, no pretendamos que los foraneos lo hagan.


       En la esquina de la calle Encarnación con Rey Heredia se encuentra un capitel romano, y junto al mismo, una papelera y una señal de tráfico, otra de la contaminación visual que sufre nuestro patrimonio. Puesto que hay días en que la basura aparece por el suelo, entorpeciendo la visualización de un elemento arquitectónico de época romana, además de disvirtuar el entorno.


      Podría seguir citando ejemplos, citando entornos patrimoniales de Córdoba que se encuentran afectados por esta contaminación visual, pero por desgracia, la lista es extensa. Por tanto, y a modo de conclusión final, quisiera llamar a la reflexión, a preguntarnos el porqué nuestro Ayuntamiento no se implica con el patrimonio de nuestra ciudad.  La relevancia de este tema creo que la tiene en el hecho de que es un tema que no se ha tratado en profundidad. En Córdoba contamos con un elevado número de inmuebles protegidos como Bien de Interés Cultural (B.I.C.) e incluidos en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz con la categoría de Monumento, y otros tantos con otros niveles de protección, tal y como ya mencioné anteriormente. Como ciudadanos debemos de sacar a la luz pública las malas actuaciones de la Administración local y autonómica (en la medida de lo posible) ya que nuestros inmuebles se ven afectados por publicidad, señales de tráfico, barreras inapropiadas, grafitis, árboles mal ubicados, coches y palomas y otras aves que anidan y dañan los edificios con sus excrementos.

       Hemos de tener en cuenta que se ha creado una Ley que no tiene dotación económica por lo que es muy difícil de aplicar, además si a ello unimos los intereses económicos, todo se va al traste y cada organismo público hace lo que puede, tiene que unificar esfuerzos para sí poder llevar a cabo la aplicación de una normativa para todo el territorio Andaluz. Normativa que ya existe y es la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía 2007