Dame tu voto. Gracias

Dame tu voto en HispaBloggers!

martes, 19 de mayo de 2015

BEATRIZ ENRIQUEZ. A LA SOMBRA DEL DESCUBRIDOR

De humilde procedencia, Beatriz Enríquez de Arana sería la amante de Cristóbal Colón, una mujer de origen y vida incierta, que recorre en su persona un velo de misterio que la rodea. Nació en Córdoba en el año 1470, hija natural de Pedro Torquemada y Ana Arana, unos inmigrantes vizcaínos que llegaron a Andalucía en búsqueda de un porvenir. Su padre murió un año después de su nacimiento, y su madre posiblemente lo hiciera en el parto, por lo que quedó huérfana y al cuidado de la familia materna, bajo la tutela de su tío Rodrigo Enríquez de Arana.

Nada se sabe de su infancia, tan sólo conjeturas y los testamentos que la parentela nos han dejado, pero mientras que Beatriz Enríquez se encontraba, posiblemente, trabajando de mesonera, conoció en 1485 a un hombre, un genovés que venía siguiendo a los Reyes Católicos allí donde fueren, el futuro Almirante Cristóbal Colón. En 1487 tuvieron la consumación de sus encuentros, y el 15 de agosto de 1488 tuvieron un hijo, Hernando Colon.

Cristóbal y Beatriz vivieron muy felices juntos, siendo esta el apoyo constante del navegante en su intento de convencer a los Reyes Católicos en su aventura hacia las Indias. En 1492, tras la capitulaciones de Santa Fe, Cristóbal dejaría el cuidado de su primogénito, Diego a Beatriz, quien lo cuidaría como suyo hasta el regreso de este. A su regreso triunfante, el genovés le concedió los 10.000 maravedies que se autoconcedió por el avistamiento de tierra,

A la muerte de Cristóbal, Beatriz fue recompensada con una parte de la herencia que el almirante le otorgara pero ella rechazó tal cosa y siguió viviendo en la sombra, sin buscar fama o poder. Murió en el año 1520, sin dejar huella de quien fue, una enigmática mujer que encandiló a uno de los hombres más importantes de la Historia española y lo hizo en Córdoba ciudad que la vio nacer y morir. Como recuerdo de ella nos queda una calle que recoge su nombre, la calle Beatriz Enriquez que se encuentra en la Huerta de la Reina.